27 dic. 2015

Comuterrorismo yihadista de millones de muertos (Respuesta a Angelo Fasce y su seudoerudición)

Hoy, armándome de bastante (pero muchísima) paciencia, he dedicido dedicarle, a solicitud de un amigo mío, una entrada a un artículo que critica al marxismo, tachándolo de seudocientífico, teleológico y otras bellezas que derivan de hacer críticas no basadas en un estudio concienzudo (que puede durar años, y no parar de volver a entenderse por tantísimos elementos que le dan su riqueza) y de leer el Manifiesto Comunista y no comprender ni de lejos la dialéctica.

En fin, recurriré a un diálogo con el autor, citándo sus palabras y respondiéndolo, para así, por otro lado, hacer más cercana al lector la crítica.

1. La (mala) consideración que hace de Marx.
" Pero la obra de Marx era insuficiente para cambiar el mundo. Lo era porque, aunque consideraba ideas con potencial para ser aplicadas en política, nunca desarrolló una política propiamente dicha; empleaba continuamente eufemismos y términos vacíos como ‘dictadura del proletariado’ o ‘revolución’, que nunca llegó a definir. Fue Lenin quien quitó de en medio los eufemismos y desarrolló la teoría política comunista propiamente dicha."
Aquí ya vamos empezando mal, en serio. El concepto de "dictadura de proletariado" y el de "revolución" sí están definidos. Esto es el resultado de leerte el Manifiesto (que el compañero del blog, Angelo Fasce ha decidido recomendar) y no leer absolutamente nada más.

Tomémonos, por un momento, el "esfuerzo" de hacer citas, de escribir con cautela, de ser rigurosos y de no tomarnos la redacción de artículos como una broma, que es lo que hace el bloguero en cuestión.


" Mi investigación me llevó a la conclusión de que, tanto las relaciones jurídicas como las formas de Estado no pueden comprenderse por sí mismas ni por la llamada evolución general del espíritu humano, sino que, por el contrario, radican en las condiciones materiales de vida cuyo conjunto resume Hegel siguiendo el precedente de los ingleses y franceses del siglo XVIII, bajo el nombre de “sociedad civil”, y que la anatomía de la sociedad civil hay que buscarla en la economía política. En Bruselas a donde me trasladé a consecuencia de una orden de destierro dictada por el señor Guizot proseguí mis estudios de economía política comenzados en París. El resultado general al que llegué y que una vez obtenido sirvió de hilo conductor a mis estudios puede resumirse así: en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia. Al llegar a una fase determinada de desarrollo las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas, y se abre así una época de revolución social. Al cambiar la base económica se transforma, más o menos rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella." 
Aquí aparece el elemento crucial para entender qué es la revolución en Marx. En primer lugar es un período histórico concreto, en el cual las fuerzas productivas (que son las fuerzas que pueden desarrollar un trabajo concreto, y esto engloba tecnología, técnicas organizativas del trabajo, etc) y las relaciones de producción (relaciones establecidas entre las personas, históricamente, para producir las condiciones materiales de vida. Para Marx, lo básico de las relaciones humanas son estas relaciones en concreto, más allá de que haya otras, porque, siendo muy vulgares, sin comida no se puede vivir).

¿Qué relaciones de producción se pueden establecer y a qué se refiere con este choque entre ambos elementos de la economía? Sencillo, pueden establecerse relaciones como las del feudalismo, como las del capitalismo, como las del modelo de producción asiático, etc. (cada uno con sus aspectos concretos). Una sociedad entra en crisis de carácter económico (resalto económico, porque después habrá que ir hacia la categoría de totalidad para explicar porqué te equivocas) cuando las fuerzas productivas se desarrollan tanto que niegan las relaciones de producción. Esto NO significa que las relaciones productivas no vayan a desaparecer inevitablemente, pueden permanecer, dependiendo de ciertos elementos en los choques de fuerzas sociales. Un ejemplo claro es la crisis de 2008, en el cual junto a un problema de desarrollar una fuerza social que el capitalismo no puede controlar (el propio mercado), las propias fuerzas productivas se desarrollan más allá de lo que se pueda controlar por el propio capital, es decir, haciendo más mercancías que las que la gente pueda comprar. Eso se llama "crisis de superproducción" y se ha dado en prácticamente todas las crisis del capitalismo. Desde la crisis de 1873, hasta la crisis de 2008 (y en este último caso se ha llamado "burbuja inmobiliaria).


Ahora, Engels afirma lo siguiente:

Sería de desear que fuese así, y los comunistas, como es lógico, serían los últimos en oponerse a ello. Los comunistas saben muy bien que todas las conspiraciones, además de inútiles, son incluso perjudiciales. Están perfectamente al corriente de que no se pueden hacer las revoluciones premeditada y arbitrariamente y que éstas han sido siempre y en todas partes una consecuencia necesaria de circunstancias que no dependían en absoluto de la voluntad y la dirección de unos u otros partidos o clases enteras. Pero, al propio tiempo, ven que se viene aplastando por la violencia el desarrollo del proletariado en casi todos los países civilizados y que, con ello, los enemigos mismos de los comunistas trabajan con todas sus energías para la revolución. Si todo ello termina, en fin de cuentas, empujando al proletariado subyugado a la revolución, nosotros, los comunistas, defenderemos con hechos, no menos que como ahora lo hacemos de palabra, la causa del proletariado.
Aquí es claro que la revolución a la que se refiere Marx y Engels es una revolución política, no una revolución como un cambio, sino que si lo miramos en un todo junto a la anterior cita, se refiere a una revolución que tiene su seno en el propio capitalismo y que debido al factor coercitivo del Estado, se vuelve una sublevación política y violenta. Es más, este elemento de sublevación violenta... ¡Ya Marx lo consideró también en "La miseria de la filosofía"!
A medida que se desarrolla la burguesía, surge en la trama del orden burgués el nuevo proletariado, un proletariado característico de los nuevos tiempos. Y entre este proletariado y la burguesía estalla la guerra, una guerra que al principio, antes de que los dos combatientes la sientan, la perciban, la aprecien, la entiendan, y por último, la proclamen abiertamente, es una serie de conflictos pasajeros que se manifiestan en determinados casos, reduciéndose a ciertas actividades destructoras...Estos antagonismos tienen su origen, en la estructura económica del sistema burgués.
Ahora, ¿Es posible una teoría de la revolución completa en Marx? No, él planteó elementos de variada índole, pero es Lenin el que entiende la necesidad de cierta organización, como esa organización conecta con la totalidad social, etc. Y por otra parte, ni siquiera con únicamente Lenin se puede entender la revolución. Es en esta discusión sobre la revolución cuando entra en juego el poder, en tanto una relación de dominación (tal y como la define Foucault, aunque este no sea marxista ni por asomo). En los periodos de crisis no se dan mecánicamente revoluciones sociales, pero sí lo que Antonio Gramsci ha llamado "crisis de hegemonía." La hegemonía es la capacidad de una clase social de ser aceptada consensualmente y ser el bloque en el poder, es decir, que se instituye un bloque histórico dominante en el que entra la burguesía industrial, la financiera, la terrateniente, e inclusive elementos tradicionales. Y cuando entra en crisis, se recompone toda la configuración de partidos políticos que entran en crisis, surgiendo nuevos, debilitándose o desapareciendo viejos, etc. Ahora, este período de crisis Gramsci lo piensa (aunque con reparos) como una oportunidad, no como un elemento definitivo, tal y como lo explica en "Lucha política y guerra militar."

Sobre el concepto de "dictadura del proletariado", es Lenin el que le da un sentido en "El Estado y la revolución". Pero si lees el texto de Lenin realmente es una síntesis, con ciertos elementos de Lenin, sobre lo que dijo Marx y Engels sobre el Estado y sobre el concepto de dictadura del proletariado. Veamos:
La antítesis directa del Imperio era la Comuna. El grito de "República social", con que la Revolución de Febrero fue anunciada por el proletariado de París, no expresaba más que el vago anhelo de una República que no acabase sólo con la forma monárquica de la dominación de clase, sino con la propia dominación de clase. La Comuna era la forma positiva de esta República.

Para Marx, en este texto citado, que es "La guerra civil en Francia", la Comuna de París expresa la forma concreta de la "Dictadura del proletariado." Es esa forma comunal en la cual los proletarios dominan que se concibe la dictadura del proletariado junto a la socialización de los medios de producción. Eso es la dictadura del proletariado, que está explícita e implícita en toda la obra de Marx y Engels y que tú has decidido, descaradamente y faltando al respeto al conocimiento en general, "eufemismo." Es más, en el prólogo de 1872 al Manifiesto Comunista se lee lo siguiente en una nota al pie de página:

Comuna de París de 1871: Gobierno revolucionario de la clase obrera, formado por la revolución proletaria en París; primer gobierno de la dictadura del proletariado que conoce la historia. Existió 72 días: desde el 18 de marzo hasta el 28 de mayo de 1871.
Es decir, que te lo dice el propio Manifiesto Comunista, ¡Y ni te das cuenta! Vaya paciencia voy a tener contigo para poder terminar de escribir esto...
A raíz de esto, quisiera resaltar otro error de dimensiones colosales que cometes: reduces el marxismo-leninismo a Marx y a Lenin, no a mucho más. Y esto te costará caro en tu entrada porque tienes nociones absurdas de qué es el marxismo partiendo de lo poquito que has leído a Marx.

2. Historia...resumida en un párrafo.
 
Pasando a otro elemento de discusión:
Ahí tenemos la versión soviética plasmada en la dictadura stalinista; la versión juche, típica de Corea del Norte y que incorpora grandes dosis de culto a la personalidad; la versión maoísta, que considera al campesinado en lugar de al proletariado como la principal fuerza revolucionaria; la versión latinoamericana, muy militarista, fuertemente caciquil y antiestadounidense; la versión de Europa occidental —especialmente influyentes fueron los italianos—, algo más comedida; la versión camboyana, fuertemente ruralista y violenta, etc.
Aquí, lo que dices es tan bestial que requeriría varios tomos para demostrar que estás metiendo la pata diciendo que hay "versiones", como si de los juegos de Pokémon se tratara, pero lo más llamativo es el hecho de que metas todo como si fuera socialismo. Corea del Norte y el Juche dicen ser "superadores" del marxismo-leninismo y además agregan elementos de carácter idealista, por ello se puede calificar de una deformación, pero de marxismo no. El maoísmo, en el tema del campesinado, no es ni mucho menos decir que el campesinado es más que el proletariado, sino que el campesinado debe ser guiado por el proletariado y que el campesinado es una fuerza social muy fuerte. Esta es una metedura de pata muy fuerte, no sólo porque lo que digo lo dice Wikipedia (es decir, que si querías criticar el marxismo medianamente bien no era para irse muy lejos en cuanto al sujeto histórico del maoísmo), sino que lo dice el propio Mao:
  Aunque débil numéricamente, el proletariado industrial representa las nuevas fuerzas productivas de China, es la clase más progresista de la China moderna y se ha convertido en la fuerza dirigente del movimiento revolucionario.
A latinoamérica la puedes sólo entender con Enrique Dussel en el texto "El pueblo, lo popular y el populismo", con Michael Hardt con "Política y multitud" (los dos disponibles aquí)y fundamental, con Heinz Dieterich con "El socialismo del siglo XXI". Porque considerar "caciquil" lo que pasa en latinoamerica es de pobreza analítica extrema, además porque una experiencia militarista dura lo es Corea del Norte; Bolivia o Venezuela no lo han sido. Sobre Stalin habría mucho que decir pero en este propio blog publiqué un artículo, más o menos riguroso pero desde luego distinto, sobre el período del estalinismo.

3. El concepto de comunismo (Fasce's style).

Ahora veamos, por fin, qué es el comunismo según tú:

1) Las sociedades comienzan la historia cuando se estratifican en clases. Estas clases sociales son fácilmente reconocibles, y marcan al individuo en prácticamente todas sus acciones y formas de pensar.
2) La historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases. Ni más ni menos que eso —“ la historia de toda sociedad hasta nuestros días no ha sido sino la historia de las luchas de clases” (Marx). Los únicos eventos realmente históricos son los eventos relacionados con la lucha de clases. Todo lo demás es, simple y llanamente, broza.
Aquí ya vamos no mal, sino pésimo. Empezando porque la historia no empieza cuando surge la "estraficación" ni la aparición de las "clases". De hecho, el punto dos está mal, Engels es preciso al indicar que se refiere a "(...)la historia escrita. En 1847, la historia de la organización social que precedió a toda la historia escrita, la prehistoria, era casi desconocida." Es decir, se refiere a historia documentada, partiendo de la clásica idea de que la "historia" surge con la aparición de la escritura y que la historia previa a ese elemento es "prehistoria." Por otro lado, cuando uno profundiza en el elemento teórico del marxismo (REPITO: ENTENDIENDO EL MARXISMO COMO ALGO MÁS ALLÁ DE LAS OBRAS DE MARX Y ENGELS), se sabe que es la contradicción "fundamental", la que explica Marx en el Manifiesto bajo las ideas de "capital" y "trabajo", siendo "burguesía" y "proletariado", pero es más, Marx en el propio Manifiesto advierte también de las contradicciones entre naciones, entre otros grupos sociales, etc. Es decir, es un motor histórico, no es el evento histórico. Hay que leerse el textito mejor.
 3) Las clases no pueden colaborar entre ellas —esto es lo que ha separado históricamente a socialismo y comunismo. Dado que la historia humana es la historia de la explotación de unas clases por otras, el fin último de la acción política ha de ser alcanzar la supresión de las clases sociales mediante un nuevo modo de producción comunista. A este momento de plena realización personal, en el que el trabajo es un placer, la paz reina en el mundo y la igualdad social es absoluta, lo llaman ‘paraíso comunista’.
Yo no sé de donde sacas "paraíso comunista", la verdad. No sé si discuto con un tipo que de verdad toma como fuentes a Popper o con un chico que va de cachondeo.

4. El marxismo es teleológico (y aquí la cagas).
 4) El paraíso comunista va a llegar inevitablemente. Los teóricos marxistas no se contentan con explicar la historia humana en términos tan simples y reductivos, sino que, además, consideran que la historia no podría haber sido de otra manera. Establecen la existencia de “leyes históricas”, que determinan cómo evolucionará una sociedad; como si las sociedades pudieran ser predichas como hace la física con el comportamiento de los péndulos. Conocer estas leyes les permitiría realizan una predicción: el paraíso comunista es una necesidad histórica que tiene que llegar tarde o temprano. Y llegará cuando el proletariado logre vencer a la burguesía —que ya acabó con la nobleza.
Y por si no basta esta clase de afirmaciones:
"(...) de hecho, Marx era un gran entusiasta del colonialismo, apoyándolo abiertamente al considerarlo una fuerza que ayudaría a los indígenas a quemar etapas hacia el comunismo."
La verdad es bastante irónico e inclusive ridículo que pongas como imagen al "Angelus Novus" de Klee y digas esta chorrada. ¿Por qué? Sencillo. Es el cuadro preferido de quien demuestra de que lo que criticas es a la socialdemocracia (Bernstein y Kautsky), no al marxismo (Marx, Engels, Lenin, Lukacs, Gramsci, etc).. Simplemente porque el marxismo NO es teleológico, tal y como después dices. El marxismo es dialéctico.

¿Qué significa que sea dialéctico? Sencillo, que es un pensamiento que 1) considera la realidad en una totalidad. 2) Esa totalidad está en constante transformación. 3) Esa constante transformación se hace a partir de la interacción entre contrarios. 4) Esa interacción es a través de negaciones. 5) Esas negaciones permiten el despliegue del elemento. 6) El elemento está en la totalidad y se desarrolla con todo, influenciando y siendo influenciada.

Ahora, ojo al dato, el llama "pueblo" (categoría que Dussel denomina como "bloque histórico de los explotados y desposeídos) y "dialéctica (que es toda una filosofía que este señor desconoce) como conceptos "ambiguos". Tal vez desconocer a August Thalheimer o a Karel Kosík lleve a semejantes exabruptos ideológicos (ideológicos, sí, en el mayor sentido de Zizek, que podríamos decir que es el "general intellect" de Marx, o más bien, en términos populares, lo que dice la gente, el "sentido comun". Yo no voy a explicar aquí la dialéctica más que en esos 6 elementos, porque es todo un desafío, pero puede remitirse a "Introducción al materialismo dialéctico", de August Thalheimer y digitalizado en este blog, y "Dialéctica de lo concreto", de Karel Kosik, disponible en internet (además de la infinidad de artículos en el portal de "Marxismo crítico").

La riqueza de la dialéctica impide un teleologismo, precisamente porque en una base materialista sería absurdo considerar, e inclusive por Marx y Engels, que 1) hay unos estadios que pasar para llegar al comunismo, que son necesarios en su máxima expresión. Esto se refleja cuando Marx, en un prólogo al Manifiesto Comunista, expresa que la comunidad rural rusa podría ser un salto de una sociedad determinada al comunismo sin pasar por el capitalismo. Aquí dejo la cita:
Cabe, entonces, la pregunta: ¿podría la comunidad rural rusa —forma, por cierto, ya muy desnaturalizada de la primitiva propiedad común de la tierra— pasar directamente a la forma superior de la propiedad colectiva, a la forma comunista, o, por el contrario, deberá pasar primero por el mismo proceso de disolución que constituye el desarrollo histórico de Occidente? La única respuesta que se puede dar hoy a esta cuestión es la siguiente: si la revolución rusa da la señal para una revolución proletaria en Occidente, de modo que ambas se complementen, la actual propiedad común de la tierra en Rusia podrá servir de punto de partida para el desarrollo comunista”
 2) Que sea infalible. Si no, simplemente, la Comuna de París habría ganado automaticamente.

Para entender porqué no hay tal teleología, hay que recordar dos cosas que cita Fasces en su artículo. La primera de ellas es que Marx "Consideraba que los intelectuales debían dejar de limitarse a conceptualizar el mundo y ponerse manos a la obra a cambiarlo, reivindicando así la figura del filósofo político." Él hace referencia a un texto (que o no ha leído con suficiente cautela nuestro querido académico o conoce a Marx de ver algún video en Youtube) que se llama "Tesis sobre Feuerbach". El texto, palabras más, palabras menos, deja la idea de que él sostiene que es imposible concebir al sujeto fuera de la realidad que estudia, ya que aprende es a través de la práctica, y de un campo concreto. La praxis se vuelve una forma de conocer, y es así que transformando al objeto se conoce, interactuando con él. 
Conjuntamente a esto, las ciencias sociales tienen que situarse en un contexto político y social determinado, a estudiar un fenómeno del que los científicos sociales hacen parte. Marx reflexionó sobre esto en el prólogo al tomo I de El Capital, e inclusive Albert Einstein retoma el tema en su texto "¿Por qué socialismo?".
Pero más allá de esto, lo importante es precisamente transformar. Si fuera verdad el punto de la teleología, no tendría sentido la práctica, ya que el capitalismo caería por sí mismo y simplemente habría que esperar sentados mientras tomamos un café. Y no es así. Lenin, de hecho, demuestra que el capitalismo entra en crisis pero la crisis no es el final del capitalismo sino que hay que forzarlo a ser destruído con la toma del poder. Es una tesis central de todo el "¿Qué hacer?"

La segunda la cita él mismo: Walter Benjamin. Tiene los c****es de citar a Walter Benjamin...¡Cuando él es quién dice que el marxismo no es teleológico!
“El análisis del concepto comunista de sacrificio fue muy bien llevado a cabo por la Escuela de Frankfurt. Este grupo de intelectuales fue reclutado en los años 30 por el Instituto de Investigación Social de Alemania. Fue comandado por Max Horkheimer y en él figuraron autores como Adorno o Habermas. Durante su producción intelectual se centraron en analizar en filosófico detalle las catástrofes del comunismo. Cabe decir que la gran mayoría de los integrantes de esta escuela se consideraban a sí mismos marxistas o socialistas de algún tipo. Y que, aunque personalmente rechazo una buena cantidad de su producción intelectual, su análisis al concepto de sacrificio no puede ser más brillante. En efecto, lo rastrean desde otros ámbitos de nuestra cultura hasta la obra de Marx, y de ahí a los desarrollos del comunismo. Todos los genocidios, los campos de concentración, los exiliados, todo el sufrimiento, todo era, al fin y al cabo, un gran ritual sacrifical al dios Historia, para que este retribuya al ser humano con el cielo en la tierra.
Una de las expresiones más inspiradas de esta idea la encontramos en el análisis que realizó Walter Benjamin alrededor de su Ángel de la Historia. Un ángel que relaciona con su interpretación del Angelus Novus de Paul Klee —que encabeza este texto— y que dice así:
Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En él se muestra a un ángel que parece a punto de alejarse de algo que le tiene paralizado. Sus ojos miran fijamente, tiene la boca abierta y las alas extendidas; así es como uno se imagina al Ángel de la Historia. Su rostro está vuelto hacia el pasado. Donde nosotros percibimos una cadena de acontecimientos, él ve una catástrofe única que amontona ruina sobre ruina y la arroja a sus pies. Bien quisiera él detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo despedazado, pero desde el Paraíso sopla un huracán que se enreda en sus alas, y que es tan fuerte que el ángel ya no puede cerrarlas. Este huracán le empuja irreteniblemente hacia el futuro, al cual da la espalda, mientras los escombros se elevan ante él hasta el cielo. Ese huracán es lo que nosotros llamamos progreso.”
Si vas a citar las "Tesis sobre la historia" de Benjamin, CÍTALAS TODAS. En primer lugar, ese "concepto comunista de sacrificio" te lo sacas de la chistera. La crítica engloba a la modernidad entera, es decir: Rosseau, Marx, Engels, Locke, Hobbes, Kant, Hegel (y sobretodo este), Montesquieu, Diderot, etc. La crítica se refleja en la "Dialéctica de la Ilustración", de Theodor Adorno y Max Horkheimer, donde ellos, mirando lo que fue la segunda guerra mundial, se preguntaron si tenía sentido buscar una explicación universal que se diera a través de la razón y con el fin de entender como salvar a la Ilustración de semejante desastre, buscaron o al menos se propusieron bajo la "teoría crítica" desarrollar la Ilustración desde la Ilustración salvando una aporía que, según ellos, tiene: la racionalización de la naturaleza lleva a una suerte de "venganza" de la naturaleza, ya que también se racionaliza utilitaristamente las personas, alienándolas

En segundo lugar, Walter Benjamin es comunista. Sí, antisoviético y lo que quieras, pero comunista. Su crítica se hacía al socialismo soviético, pero el ángel trae mucho más debajo de sus alas:
En la idea de la sociedad sin clases, Marx secularizó la idea del tiempo mesiánico. Y es bueno que haya sido así. La desgracia empieza cuando la socialdemocracia eleva esta idea a "ideal". E1 ideal fue definido en la doctrina neokantiana como una "tarea infinita". Y esta doctrina fue la filosofía escolar del partido socialdemócrata —de Schmidt y Stadler a Natorp y Vorländer. Una vez definida la sociedad sin clases como tarea infinita, el tiempo vacío y homogéneo, se transformó, por decirlo así, en una antesala, en la cual se podía esperar con más o menos serenidad el advenimiento de la situación revolucionaria. En realidad, no hay un instante que no traiga consigo su oportunidad revolucionaria —sólo que ésta tiene que ser definida en su singularidad específica, esto es, como la oportunidad de una solución completamente nueva ante una tarea completamente nueva. Al pensador revolucionario, la oportunidad revolucionaria peculiar de cada instante histórico se le confirma a partir de una situación política dada. Pero se le confirma también, y no en menor medida, por la clave que dota a ese instante del poder para abrir un determinado recinto del pasado, completamente clausurado hasta entonces. E1 ingreso en este recinto coincide estrictamente con la acción política; y es a través de él que ésta, por aniquiladora que sea, se da a conocer como mesiánica.
Esta es la tesis XVIII de Walter Benjamin. Como ves, reclama a Marx, lo considera fundamental, toma partido por Marx y no por la socialdemocracia, que lee el tiempo como "homogéneo y vacío". El marxismo (Si lees toda la obra, disponible aquí) toma el tiempo como lleno de historia, de contenido, de "venganza" por los vencidos de la historia. El marxismo NO puede ser teleológico porque NO sería revolucionario, sería simplemente asistir a como se cae el capitalismo sin hacer nada, pero las cosas no son así.

Es más, esa idea de "sacrificio"... es del capitalismo. Walter Benjamin escribió un texto llamado "El capitalismo como religión", en el que enuncia lo siguiente:

"Una conciencia monstruosamente culpable que no sabe expiarse se apodera del culto no para expiar en él esta culpa sino para hacerla universal, para hacerla entrar por la fuerza en la conciencia y, finalmente y sobre todo, para implicar a Dios en esta culpabilidad a fin de que él mismo tenga, finalmente, interés en la expiación.
Esta última no hay que esperarla en el culto mismo, ni en la reforma de esta religión -ya que sería preciso que esta reforma pueda apoyarse sobre un elemento certero de esta religión-, ni en su rechazo. En la esencia misma de este movimiento religioso que es el capitalismo yace la perseverancia  hasta el final, hasta la completa culpabilización final de Dios, hasta un estado del mundo afectado por una desesperanza que todavía se espera.  Lo que el capitalismo tiene de históricamente inaudito es que la religión no es ya la reforma del ser sino su destrucción. Habría que esperar la salvación de la desesperanza que se extiende al estado religioso del mundo. La trascendencia divina se ha derrumbado. 
Antes de dar un mensaje con un autor, al menos cita sus ideas completas, y no seas tan descarado de tergiversar las ideas de otros.

Pero siguiendo la lectura (cof cof socialdemócrata cof cof) del marxismo que haces, dices esta clase de chorradas:
"El historicista pretende desentrañar las leyes que modulan el desarrollo de la historia y con ellas realizar profecías de futuro. La historia nos empuja hacia adelante mediante fuerzas y leyes irresistibles, necesarias, no contingentes; que el historicista conoce y que le permiten profetizar y predecir."
 Mientras tanto, Lenin, citado por Daniel Bensaïd dice:
"No sabemos y no podemos saber qué chispa... encenderá la conflagración, en el sentido de elevar a las masas; por consiguiente, debemos, con nuestros principios nuevos y comunistas, ponernos a trabajar para remover todas y cada una de las esferas, incluso las más viejas, mohosas y aparentemente irremediables, ya que de no ser así no podremos resolver nuestras tareas, no nos prepararemos comprensivamente, no estaremos en posesión de todos las armas."
 Sólo diré esto: ¿En serio, Angelo? De todos modos, hay una constante que sí se ha dado, que es la de los ciclos de periodos largos. Según el economista ruso N. Kondratiev, hay aproximadamente cada 40-50 años una crisis económica mundial grave (el economista en cuestión es un ruso de la época de Stalin). Esta tabla está extraída de aquí pero la puedes encontrar en cualquier parte.


Hay un comportamiento cíclico de la economía predecible a muy largo plazo y que permite saber (en términos aproximados y muy generales) una debacle económica que estalla en términos de una crisis, pero oculta bajo otras formas. Fíjate que la recuperación económica empieza post-Segunda guerra mundial, es decir, después de algo que Marx describe en El Capital como salida a las crisis, destrucción de fuerzas productivas: la guerra para acabar con la sobreoferta y poder revitalizar el ciclo del capital.


Pero bueno, sigamos a ver con que más nos sorprendes:

 La versión comunista de la filosofía de la historia hegeliana es básicamente igual, pero rebaja en buena medida la enorme carga metafísica de su predecesor y cambia algunos conceptos clave en términos típicamentes comunistas. Así, el comunismo supone todo un marco de interpretación para las ciencias sociales. Antes que una política, es una interpretación de la historia humana según determinados estándares ideológicos. Y como política es, al fin y al cabo, aplicar la igualdad extrema, pero dejando de lado totalmente la importancia de la libertad.
La verdad no sé qué carajos pasa, si es que te leíste el Manifiesto Comunista como si fuera "Cincuenta Sombras de Grey" o qué , porque el Manifiesto te contesta:
"En sustitución de la antigua sociedad burguesa, con sus clases y sus antagonismos de clase, surgirá una asociación en que el libre desarrollo de cada uno será la condición del libre desarrollo de todos."
¿Donde está la mentada "igualdad extrema" si el "libre desarrollo de cada uno será la condición del libre desarrollo de todos"? No hay tal "igualdad extrema". Por favor, ¿es en serio que el debate es tan bajo que el libro que recomiendas leer NI SIQUIERA LO HAS LEÍDO? ¿Y donde está la falta de libertad en Marx? Para rematar, quisiera citar una reflexión de Andrzej Walicki sobre el marxismo y la libertad:
Recordemos que Karl Marx entendía la libertad como el control total sobre las fuerzas alienadas del hombre. La libertad en esta concepción tiene dos aspectos: primero, ser capaz de dominar la naturaleza, a través del desarrollo de las fuerzas productivas, y segundo, la eliminación del poder de fuerzas sociales alienadas. De este modo, es el hombre quien controla. El hombre es el único actor y autor de la historia. La libertad determina el propio destino; Libertad es autodeterminación. (...)En contraste con los liberales, Marx vio la libertad, no como individual y negativa, sino como colectiva y positiva: como la plena e ilimitada autorrealización de la “esencia-especie” humana en la historia. La realización de la libertad era, en su opinión, un proceso de liberar personas de la dominación de cosas, tanto en la forma de necesidad física como en la forma de relaciones sociales cosificadas. Finalmente, la característica más específica de la concepción de libertad de Marx fue su aproximación invariablemente histórica al problema. Su visión de libertad formaba parte de su filosofía general de la historia; de hecho, constituía su parte más importante porque, como se mostrará, la libertad estaba concebida en ella como el estándar de evaluación transcultural, el único criterio común para medir el progreso histórico entre diferentes modos de producción y diferentes sistemas sociales.
 Fíjate el pensamiento de Marx alrededor de la libertad, libertad como dominio natural y como eliminar fuerzas sociales alienadas ("mercado", "desarrollo", etc). Eso es la libertad del marxismo, eso es. No se considera la libertad en el sentido liberal, negativo, de usar a los demás como medio, para reivindicar al individuo, sino como fin para que el individuo mismo se libere.


5. Por fin entramos en materia: marxismo y ciencia.


Veamos que nos dice Fasce:
El primer, y aún comúnmente empleado, nombre del comunismo fue el de ‘socialismo científico’. Lo es porque lo que lo diferencia de formas más moderadas de socialismo es que ellos consideran que sus posiciones no son meramente una ideología política como cualquier otra; el comunismo es una ciencia.
 No, la cosa no es así. El texto que dio lugar a esa denominación fue "Del socialismo utópico al socialismo científico" de Friedrich Engels. Este texto (que está gratis en internet) tiene como objetivo criticar el "socialismo" que ya existía: Owen, Fourier, Saint Simon, Proudhon, Bakunin, etc. Demostrando que no son "científicos" porque no entran en el campo de la historia, como sí lo hace Marx y Engels. Es decir, no van al hecho, no van a las condiciones existentes ni a un análisis para comprender la sociedad y transformarla con el conocimiento, sino que emprenden ideas como las cooperativas, la idea de que la burguesía dejará de explotar al proletariado por obra y gracia de la bondad de los capitalistas, la idea de acabar con el Estado sin suprimir ni acabar con los elementos que lo originan, etc. Es decir, ni siquiera has visto de qué va el socialismo científico ni el utópico. ¡Y lo explican en colegios! Ahora, si vamos a ser rigurosos, me limito a citar esta reflexión, que enuncia que el marxismo no es ciencia pero si científico (como para no entrar tampoco, aunque después pueda ser necesario, en qué es ciencia desde Marx en "La ideología alemana):
Un proceso de investigación cumple con el método científico si da los siguientes pasos:

- Descubrimiento de un problema: Marx observa que hace falta un análisis científico del funcionamiento de la sociedad moderna (en síntesis, del capital).

- Planteamiento: la sociedad moderna, como todo sistema social, es un proceso que tiene su génesis, desarrollo y culminación, punto en el cual se transformará en otra cosa; debemos conocer las leyes que rigen ese proceso -entre las cuales destaca la del funcionamiento del capital- para poder actuar racionalmente sobre él; es decir, para que la negación de la sociedad moderna sea dialéctica y no mecánica.

- Cuerpo de conocimientos relacionados: economía política, historia, politología, filosofía, material empírico y estadístico, etc.

- Solución con el material obtenido: Marx examina con un trabajo ciclópeo los conocimientos existentes constata que no permiten la solución del problema planteado; por lo tanto, sintetiza todo el inmenso caudal de material con el que ha trabajado, establece críticamente sus límites y da el siguiente paso.

- Establecimiento de nuevos contenidos: además del método científico, Marx aplica la dialéctica al análisis de la forma mercancía, que él entiende que es la célula del organismo del capital; demuestra cómo a partir de la forma mercancía del producto del trabajo surge necesariamente la forma dinero y el capital; desarrolla el concepto de valor, demostrando que la esencia de toda otra ulterior forma de valor reside en la forma relativa; procede al análisis del proceso de formación del capital, diferenciando fuerza de trabajo y trabajo; etc.

- Solución al problema: efectivamente, Marx ofrece una explicación cabal y legaliforme del funcionamiento del sistema capitalista, de cómo surge y se desarrolla el capital y de cómo se genera el valor y el plusvalor en el proceso de trabajo, de cómo se transmite el valor a través de los elementos de la estructura de la sociedad y de cómo el proceso económico condiciona el funcionamiento general del sistema, engarzado retroactivamente con la base ideológica que lo legitima. Demuestra, también, que los propios principios constitutivos del sistema -tanto materiales como espirituales- no pueden llevarse hasta sus últimas consecuencias sin la transformación del propio sistema.
Sigamos viendo ahora qué consideras tú que hace del marxismo "seudocientífico."
 1) Selecciona los datos relevantes para la teoría, desechando el resto: En ciencia es bastante habitual, especialmente con los modelos experimentales, centrar la atención a determinados eventos por encima de otros, que son echados a un lado al ser considerados epifenómenos o de baja importancia. Pero hay un límite para ello. No se puede considerar la historia humana seleccionando únicamente las cosas que encajan con la ideología que tenemos; considerando como históricos 5 o 6 sucesos, 3 o 4 actores y dejando todo lo demás de lado. Es un absoluto sinsentido científico. Es como si quiero desarrollar una teoría física dejando de la lado dimensiones, o una biológica en la que decido que todo lo relativo a las plantas me sobra, o una psicológica en la que todo lo que sean sentimientos de aversión van a dejar de ser psicología.
¿Y cuando ha pasado eso? Ejemplos claros de que es falso están en...el propio Marx. De los mejores elementos para estudiar la economía del siglo XVII, XVIII y XIX es El Capital, precisamente porque parte de un análisis que toma elementos de como viven los proletarios, informes médicos, rendimientos productivos, gastos de energía en fábricas, etc. Es un estudio científico que no desecha los otros datos. Y se nota en la propia historiografía marxista británica, como en el caso de Eric Hobsbawm, el cual de hecho critica durísimamente al "socialismo realmente existente" y Edward Thompson. O toda la historiografía social, como en el caso de Richard Grubenger en "Historia social del Tercer Reich", que desde una perspectiva marxista, de clase, ahonda en los elementos sociales de la cultura, la economía, la política, lo judicial, etc. del Tercer Reich.
 Por si fuera poco, su uso del término ‘ley’ no tiene tampoco el más mínimo sentido racional. Ese término se emplea únicamente en teorías científicas extremadamente básicas de la física. El resto de ciencias no emplea leyes, y mucho menos la historia. ¿De dónde se sacan esas leyes históricas que justifican sus delirios? De la manga, básicamente. Marx hace una interpretación sesgada de los hechos históricos y la eleva al rango de ley, haciendo gala del mayor de los dogmatismos. Y, encima, considera que de estas leyes puede hacerse una predicción profética en un contexto en el cual la experimentación es imposible. Es decir: absoluto wishful thinking impostado como ciencia.
En economía, SÍ, se usa el concepto de ley. Ejemplo claro: la ley de rendimientos decrecientes de David Ricardo (economista liberal clásico, lo indico por si acaso). Un ejemplo para explicarla (estoy basándome en números de puro ejemplo, pero el coste marginal de hecho es una ley hasta usada por Marx y por los austriacos, mucho mejores criticos que tú de Marx). Digamos que tenemos tres parcelas de tierra y tres trabajadores, uno por cada parcela, y nos dan 90 tomates (30 por cada parcela). Pero ahora metamos dos trabajadores por cada parcela y nos darán 120, después tres y nos da 135. El incremento al introducir dos trabajadores por parcela fue de 10 tomates por parcela, pero si metemos tres nos dara un incremento de 5. Es una ley de la economía, y de hecho los marginalistas neoclásicos, e inclusive los austriácos, la consideran todavía correcta. Es decir, la economía si piensa en unas leyes.
Marx piensa en leyes del capitalismo, como la "ley del valor", pero son leyes del capitalismo y por ende solo son de esa formación socioeconómica, no de otra. Por ello, no está mal.
 2) Incurre en un radical sesgo de confirmación: Ya he dicho que es extremadamente sesgado en la construcción de la teoría, pero es que también lo es cuando apela a eventos que supuestamente la confirman. Las teorías científicas se han de ir modificando de acuerdo a cómo se comporten, cambiando aspectos para que case con la evidencia que va desprendiéndose de ponerla en práctica. El comunismo no hace caso a los fracasos de su teoría, adhiriéndose a ella en la forma más ideológica posible, sino abiertamente sectaria. El paraíso comunista nunca ha estado ni cerca de darse en ninguna de las decenas de experimentos en los cuales se han establecido regímenes comunistas, que han sido auténticos desastres en su totalidad. Las predicciones comunistas no se cumplen, y como teoría explicativa no es capaz de recoger una gran cantidad de hechos. Pero ellos obvian todo esto, apelando a hipótesis ad-hoc, al victimismo, a la negación de la evidencia y a toda clase de subterfugios típicos de la pseudociencia. Lo cierto es que el comunismo, su teoría subyacente y los supuestos beneficios de sus propuestas políticas, ha sido ya refutado.
Más allá de que históricamente la cagas (Comuna de París, los zapatistas en Chiapas, las experiencias de autodefensas en Colombia durante los primeros prolegómenos del actual conflicto armado colombiano, etc.), jamás habrás visto que los marxistas sean (a menos que tengan poquísima formación académica) radicalmente sectarios. Los debates están: Repensarse como la economía debe ser en el socialismo a partir de las críticas de Mises, Hayek y Weber al cálculo en el socialismo y a lo que fue el "Gosplan" en la URSS, la distribución del poder político (y ahí está Heinz Dieteritch, Álvaro García Linera, etc), la cuestión sobre la dialéctica como concepción del mundo o como mero instrumento de análisis, y el concepto de "ley" (Karel Kosik, los manuales soviéticos, August Thalheimer), los debates alrededor del "problema de la transformación de precios de producción a precios de mercado" (Diego Guerrero, Andrew Kliman, David Harvey, Piero Sraffa y los neorricardianos, etc).
No sé de donde carajos sacas que los marxistas son sectarios, en serio. El debate está presente y muy candente a la luz de hoy. ¿Tú no has visto a Zizek criticando duramente a Chávez? ¿O al PCPE criticando a Pablo Iglesias? ¿O el KKE criticando a Syriza y estos al KKE? ¡E inclusive hasta la critica va a Lenin con los textos de Abdullah Ocalan, Michael Hardt y Antonio Negri!
¿Vives en una cueva o qué?
3) No tiene características sociológicas científicas: Sus comunidades no están abiertas a la crítica, están extremadamente jerarquizadas bajo comportamientos de sumisión a la autoridad, y ni se pliegan a la evidencia ni son claros en sus términos. Uno de los tics más sorprendentes de estas comunidades es el empleo generalizado de términos extremadamente ambiguos, como ‘dialéctica’ o ‘pueblo’. La ciencia ha de estar siempre abierta a la crítica, las comunidades son epistemológicamente horizontales y los términos están siempre bien elucidados.
Mira, con todo respeto, pero que no leas de ciencias sociales no es culpa mía. Esas categorías que mencionas (artículan muchos conceptos) se debaten qué son todavía en toda la ciencia social, desde sociología hasta ciencia política. Hay quienes definen pueblo como los "excluídos y explotados", como hace Dussel partiendo de Gramsci, otros dicen que incluye a toda la comunidad política, otros que solo a la nación, etc. 
No sé si tú vivas de categorías definidas dogmáticamente, pero en ciencia no es así.
4) Es incompatible con el conocimiento científico vigente: La relación entre ciencia y comunismo siempre ha sido de abierto enfrentamiento. En general, los regímenes comunistas son muy desconfiados con la ciencia, distorsionando continuamente los hechos para poderlos amoldar a los preceptos del partido. Los científicos y los hechos han de ser también camaradas —curiosamente, con la única salvedad de la industria armamentística, que siempre es bastante floreciente en estas sociedades.
 Dile tú a Fidel Castro que la industria armamentística ha florecido en Cuba. Hasta las FARC-EP tienen mejor armamento que Cuba. La relación entre ciencia y comunismo es de desarrollo. Si tuvieras la razón, los videojuegos soviéticos no habrían existido, ni los tractores soviéticos, ni el desarrollo industrial de electrificar toda la URSS, ni la extensión de vías de tren, ni las cámaras soviéticas, etc.
Es una chorrada gordísima. Por no decir, precisamente, que descarta por completo los hechos, tomando los que quiere. Mira a la perrita Laika, que maja se ve cuando viaja al espacio.
Aún así, es "interesante" algo que dices:
El lysenkoísmo es uno de los ejemplos más claros de ciencia comunista, con cerca de 50 millones de muertos por anteponer la ideología a los hechos.
La bomba atómica, el gas mostaza, las armas de fuego y hasta si quieres los acorazados, culpa del capitalismo, y empecemos a contar muertos. ¿Así piensas, no? 
Es de una pobreza intelectual extrema (sobretodo cuando te sacas los numeros de "por ahí") andar afirmando que existe algo correspondiente a la tecnología, que no es ni capitalista ni comunista (si no disculpe, no vuelva usted a jugar Tetris, ese horrible juego soviético que asesina niños), que mata gente y entonces es culpa del comunismo y ya. Vale que fue un error brutal de la URSS aceptar las tesis de Lysenko, pero ¿en serio es inherente eso al comunismo? ¿En serio hablo con alguien que dice que tiene un máster?

6. Críticas de experto en "cuñadismo".

A quién no le suene el "cuñadismo", es esa clase de persona, el "cuñado", que es omnisciente, sabe absolutamente de todo, aunque obviamente no sepa, porque dice estupideces como esta:
"Las mujeres han de trabajar y ser consideradas proletario como cualquier otro sin más matiz. (...) La ideas que he señalado al final de primer apartado deberían haber puesto en guardia a todo pensador crítico. Hay una predisposición evolutiva muy bien estudiada a considerar en mayor estima a los miembros de nuestra familia que a los individuos alejados de nosotros. Las mujeres no son iguales, biológicamente hablando, a los hombres —lo que no quiere decir que sean inferiores, sino diferentes. Las culturas nacionales están muy arraigadas en el ser humano; un animal que habita el econicho cultural y cuyas culturas sufren evoluciones propias que el comunismo detesta. Parece ser, además, que hay una cierta predisposición biológica al pensamiento religioso, y que además —aunque esto ya no es ciencia— hay bastante consenso en considerar a la filosofía como un arma de pensamiento crítico y autónomo. Evidentemente, todo esto los comunistas lo niegan."
 Pero vamos a ver, ¿y a ti quién coño te ha dicho que pensamos que la mujer no tiene matices biológicos? De hecho los comunistas son feministas. Y ejemplo claro el texto de Lenin sobre la cuestión de la mujer, y que fuera Kollontai la primera mujer en asumir un cargo de gobierno en el mundo en... la URSS. De hecho, había permisos para no trabajar al estar embarazada una mujer, y por constitución (Constitución soviética de 1936)
 Artículo 122.— La mujer tiene en la URSS iguales derechos que el hombre en todos los dominios de la vida económica, pública, cultural, social y política. Garantizan el ejercicio de estos derechos la concesión a la mujer de los mismos derechos que al hombre en materia de trabajo, salario, descanso, seguros sociales e instrucción; la protección de los derechos de la madre y del niño por el Estado; la ayuda del Estado a las madres de prole numerosa y a las madres solas; la concesión a la mujer de vacaciones pagadas en caso de embarazo, y una extensa red de casas de maternidad, casas-cuna y jardines de la infancia.

 Es más, una de las mayores teóricas del feminismo de ahora, Silvia Federici, toma categorías marxistas de El Capital para dar cuenta de que la mujer debe emanciparse del propio capital (Véase "Calibán y la Bruja").
Pero sigamos:

 Hoy sabemos, en cambio, que las políticas comunistas generan niveles realmente increíbles de inflación, una gran bajada en la capacidad productiva de los países, y que sus políticas pedagógicas con los disidentes son siempre un auténtico fiasco que suele acabar en genocidios.
¿Quiénes? ¿Tú y tu primo de Móstoles? No tienes ni idea de economía ni de las ciencias sociales en general y ahora hablas con conceptos que no tienes ni idea.
¿Baja la capacidad productiva? Pues entonces no entiendo como es que desde los 60 hasta los 70 aumenta el nivel de consumo de azucar per cápita , como es posible que la cría de ganado en la Hungría sea mas rentable que la actual, que es agrícola , el nivel de vida de una persona promedio en la URSS (fuentes incluídas), o de como es que en la URSS, durante el ataque nazi a la Unión Soviética, no hubo, según el diario de Goebbels "ni un ruso con hambre."
Pero bueno, que es horrible el tema de la URSS. Y sobre los disidentes ni te digo. Consulta lo que pasó en Venezuela, porque es muy duro vivir en una dictadura donde el dictador pierde el poder y lo permite...

7. La ciencia comunista mata, y mata 28124891284712894712940194713098471983738977174973048730 trillones de muertos.
 Solemos apelar a los peligros de la pseudociencia. Gente que muere por evasión de tratamiento, o que queda mal parada después de someterse a un pseudoterapeuta. Pero el comunismo es, de lejos, la pseudociencia que más gente ha matado de forma directa. La lista de atrocidades cometidas en su nombre es realmente incontable. Los muertos por el régimen stalinista, se calcula, no bajan de unos 20 millones —aunque estimaciones más duras los llevan hasta los 60.
Esa cantidad es falsa, empezando por los propios datos (hay que ser muy, pero que MUY VAGO para pensar en el Libro Negro del Comunismo como fuente fidedigna). Lo demuestra esto


Esta tabla la elaboraron historiadores americanos y soviéticos para la American Historical Review en 1992, basados en los archivos desclasificados de la URSS. Si te fijas, el número de muertos en total es de 1.053.829 presos en los Gulag. Súmale a eso lo siguiente:
El número de personas en posiciones de dirigentes en el Ejército Rojo y en la aviacion, osea, oficiales y comisarios políticos era de 144.300 en 1937 cresciendo a 282.300 hasta 1939. Durante las depuraciones de 1937 y 38 fueron despedidos 34.000 oficiales y comisarios por motivos políticos, pero antes de mayo de 1940 ya habían sido reabilitados y reintegrados a sus puestos 11.596 de ellos. Esto significa que durante las depuraciones de 1937 y 38 fueron despedidos 22.705 oficiales y comisarios políticos (alrededor de 13.000 oficiales del ejército, 4700 de la aviación y 5.000 comisarios políticos), lo que es el 7,7% de todos los oficiales y comisarios y no el 50% como Conquest decía. De esos 7,7% fue una parte condenada como traidores, pero para la gran mayoría el material histórico a disposición indica que pasaron a la vida civil.
  Y no vamos a dejar de lado el tema del Holodomor:
RSFSR - 101 millones
Ucrania- 29 millones
Bielorrusia - 5 millones
Transcaucasia - 5,9 millones
Uzbekistán - 5,2 millones
Turkmenistán - 1 millón
RSFSR - 109 millones
Ucrania - 31 millones
Bielorrusia - 5,6 millones
Georgia - 3,6 millones
Azerbaidyán - 3, 2 millones
Armenia - 1,3 millones
Turkmenistán - 1,3 millones
Uzbekistán - 6,3 millones
Tadyikistán - 1,5 millones
Kazajstán - 6,2 millones
Kirguistán - 1, 5 millones
Por supuesto, los datos no encajan con el Libro Negro. Debía ser impresionante la tasa de natalidad para poder subir de población después de perder 7 millones de personas ¿no crees? Tú podrías responder "pero Camboya, y Afganistán, y etc.". Viendo que parten de 20 millones (La cifra de Robert Conquest) y resulta que son 20 veces menos no esperes mucho de una fuente tan pobre.


 8. Conclusiones y recomendaciones.


Antes de ser un completo arrogante que arrojar datos, ideas falsas, nociones que no tienen absoluto sentido, y manejar ideas que no conoces, y mucho menos campos de los cuales tu máximo acercamiento fue el colegio, sería preferible que estudiaras. Y mucho: El marxismo no es cualquier cosita sin importancia que pudieras refutar en una entrada de blog. 

Abierto sea el debate, pero con nivel y no con estas decepciones.

18 nov. 2015

Sobre los ataques en París. (Una respuesta a De Avanzada)

Se ha escrito mucho en estos días sobre el tema de los ataques en París. Todos han opinado, algunos con mayor y otros con menor acierto, pero alimentando el debate alrededor de temas como relaciones internacionales, choques culturales, economía, etc. En primer lugar y lo pongo en negrita, es delenzable que un grupo como Daesh ataque a civiles por respuesta a acciones militares del Estado, y en si mismo Daesh es delenzable por sus intensiones expansionistas y su takfirismo.

De Avanzada, un blog de corte escéptico, ha realizado un texto muy corto (que no significa pobre) sobre los recientes atentados en París. Intentaré hacer una respuesta a dicha entrada.

-Occidente, imperialismo y "actores concretos".-

El bloguero de De Avanzada realiza una afirmación algo pobre alrededor del tema de las responsabilidades: no fue occidente y fueron actores concretos. Es triste la afirmación, ya que es obvio que la autoría material e intelectual es de personas concretas, no de cualquiera (unos miembros de una célula de Daesh). Pero el nivel análitico, al ser tan reducido a eso, no permite ver más allá del fenómeno. No se ve el hecho coyuntural en el  marco de un evento histórico, que trasciende lo inmediato, sino sólo se quiere contemplar en lo inmediato.

Walter Benjamin nos enseñó en su texto "Tesis sobre el concepto de historia" que hay que mirar más allá de lo inmediato, que el hecho solo se revela como histórico después de mucho tiempo. Por ello, hay que entender el hecho dentro de un contexto inmediato y mediato.

El contexto inmediato es bastante sencillo, una respuesta a que Francia financiara ataques contra Daesh, pero ¿y el mediato? Ese es mas complicado.

Para entender todo el fenómeno. habría que remontarse al siglo XIX: el colonialismo. Tal vez para nuesto interlocutor, sea irse muy lejos, pero surge el problema de la colonialidad cultural. Grandes autores han reflexionado alrededor del problema del poscolonialismo, y de toda clase: desde los decolonialistas con herencia marxista como Michael Hardt (con su texto "Política y multitud") hasta funcionalistas de corte conservador como Gabriel Almond y Sidney Verba (su texto "La cultura política" lo refleja claramente). El problema es sencillo, ¿que produjo en la mentalidad de personas con culturas y estructuras sociales diferentes a las europeas el que el colonialismo las borrase del mapa? Es obvio que el choque es evidente, porque transforma toda las relaciones sociales, pero también una relación de dependencia de la metrópoli (que se heredó, a pesar de la posición del bloguero de De Avanzada, de la estructura colonial).

Esto junto a que la situación actual plantea serios dilemas alrededor de la razón (el proyecto ilustrado se ha abandonado para hacer que la soberanía recaiga más en la capacidad de compra en la capacidad de decisión política, se ha descentralizado la forma de producción, etc) posteriores al siglo XX (el "fin de las ideologías" para muchos, aunque para un servidor no) hagan que se den distintas lecturas de la actualidad. Esta idea, que es de Jurgen Habermas, plantea las siguientes salidas: un neoconservadurismo como salida al problema de la posmodernidad, es decir, volver a la tradición, una visión moderna de que el proyecto moderno no ha acabado, y una visión posmoderna en la cual todo está bien así.

Tal vez, desde la revolución iraní con el ayatolá Jomeini, haya dado lugar un retroceso como reacción a tanto el problema de la crisis del fordismo como al problema que surgían de los procesos de colonización, y eso explique porque hay visiones tan extremistias del islam como la takfirí. Una reacción contra la modernidad racional europea y contra la posmodernidad por parte de algunas sociedades. Afganistán tenía un sistema "moderno" (el discurso soviético) hasta la llegada de los talibanes, por poner un ejemplo. Tal vez Daesh, por eso surge, como una reacción a todo ello. 

Por otro lado, reducir el problema de oriente medio a religión es metodológicamente pobre. De ser así, cualquier proceso se puede resumir en ello. Por ejemplo, la Guerra de los 30 años se puede explicar según el choque entre protestantes y católicos....si se olvida el choque entre el Sacro Imperio Romano Germánico y el Reino de Francia, si se olvida la intención del Sacro Emperador Romano de querer suprimir la capacidad de que cada Señor pueda usar las vías armadas para resolver sus conflictos con otros señores. Si se olvida el proceso que dio lugar al Estado absolutista, tal vez se pueda explicar los procesos políticos y bélicos por "religión".

Ahora, nuestra contraparte en esta discusión se autocita en un artículo negando el fenómeno del imperialismo. A parte de que no ve que el imperialismo, como lo analiza Lenin, un fenómeno económico (el capital, buscando más mercados, coloniza territorios y por otro lado los endeuda, y la aparición de las formas oligopólicas de capital), se piensa que es tan sencillo como resumir que occidente es "culpable de todos los males del mundo" (lo cito a él). Lamentablemente, eso suena más a invertir la tesis posmoderna del "choque de civilizaciones" que otra cosa. Cita como problemas la violencia entre musulmanes (como si no la hubiera habido en "occidente", desde choques entre religiosos, hasta políticos, pasando por económicos, como por ejemplo la Guerra de las dos rosas, la Guerra de los 30 años, el levantamiento de los comuneros de Castilla, la independencia de América, etc), la violencia entre personas no musulmanas y los musulmanes (como si todo oriente se pudiera meter en un saco) y la no existencia de terroristas palestinos cristianos (que eso habría que verlo, los cristianos en palestina apoyan aunque sin involucrarse directamente, el procesos de liberación nacional palestino).

Habría también que empezar a definir en términos concretos qué es terrorismo, porque en ese concepto hay todo un debate académico todavía (hay quienes aterrizan el miedo en lo "líquido", como Zygmunt Bauman).

Lo que sí explica la tesis del imperialismo es precisamente la anterior reflexión alrededor de por qué existe Daesh, sí explica las intromisiones por parte de Rusia en Crimea, sí explica las relaciones internacionales. ¿Qué cuadro nos queda para las relaciones internacionales según el bloguero de De Avanzada? ¿El posmoderno "choque de civilizaciones" por la religión? 
 
-La islamofobia: ¿de verdad crees que no existe?-

De los elementos más criticables de su afirmación es que la islamofobia no existe, remitiéndose a un link de su propio blog para citar a un video de Pat Condell (un humorista, que no estamos hablando precisamente de alguien con PhD alrededor de la historia de oriente próximo). A parte de que es poco serio el video  (afirma que el islam es una ideología fascista, cosa que no tienen ningún sentido ya que el islam es previo al fascismo y el fascismo es laico, es decir, secular, y como casi todos los discursos modernos exceptuando los de Carl Schmitt, diferencia lo estatal de lo religioso), es de un contenido bastante divertido (irónico que un humorista hablando en serio...sea divertido), y lo es porque dice que el islam ha traido división. Cosa que no tiene sentido, ya que según el historiador Bernd Marquardt, el islam pudo construir un gran imperio a través de la conexión cultural. Por otro lado, en Al-Ándalus, convivieron las tres grandes religiones monoteístas. Cabría preguntarse si la civilización europea, que heredó tanto del cristianismo, no ha dejado ya en un lejano pasado más destrucción que el islam, como por ejemplo la expulsión de moriscos durante la dinastía de los Habsburgo en Castilla o la expulsión de los judíos de Castilla durante el reinado de Isabel La Católica. Hablar desde Europa y tachar a otras culturas de "primitivas" revela además la mala costumbre del cristianismo y de los liberales progresistas de ser teleológicos, pareciese que hay un camino que lo traza occidente y ese es el "espíritu absoluto", en términos hegelianos. De hecho es hasta curioso que hable del islam como una religión de odio por una supuesta "película" que no vieron y se quejaron mientras que ustedes, estimados lectores, pueden comprobar lo que tuvieron que pasar los comediantes de Monty Phyton por publicar "La vida de Brian". Es la tristeza de las falacias de generalización, donde se piensa el islam como en Arabia Saudita (wahabi, por cierto) en vez de verla como sucede en Turquía (que por otro lado, soy ateo, conste).

El problema es que la "islamofobia si existe". Y creo que no hay más que ver el video que puso el interlocutor: un montón de clichés sin base empírica alguna. Creo que, aparte de ser bastante lejano de la realidad (Pat Condell afirma que el concepto "islamofobia" es inventado por los izquierdistas, cuando de hecho Paco Arcadio, un jóven de 21 años, valiente militante de Reconstrucción Comunista, fue a pelear contra el Daesh junto a los hoxhistas turcos, como aquí se ve) es muy fácil de contestar en términos empíricos, solo hay que ver este vídeo:



  -Conclusión-

A modo de ligera conclusión, y esperando una interlocución, esperaría que un blog tan activo como De Avanzada saliera de su caverna ideológica a leer textos serios de política si es que va a hablar de ella. Sus caricaturas de lo que es el "imperialismo" y su intento de explicar Daesh a través de la religión, dan cuenta de la pobreza de la reflexión hecha.